Cómo Iluminar La Habitación Del Bebé

Al tener un bebé, nos emocionamos mucho con la idea de la decoración, la pintura, la cuna, la alfombra de juego e incluso la temática que debería tener la habitación para que se vea más linda y llamativa. Pero solemos olvidar lo primordial de ella, y es la iluminación que necesita para la seguridad y confort del bebé.

Los bebés cuando nacen, van desarrollando con estímulos todos sus sentidos, por lo tanto, lo primero que llegan a reconocer es la luz y el brillo, siendo lo que los va guiando en su travesía de desarrollo. Por este motivo, necesitas cuidar de los aspectos luminosos dentro de la habitación donde más reposa el niño.

La luz natural

Es la principal que debemos de obtener, ya que está llena de vitaminas que le harían mucho bien. Procura que su habitación tenga ventanas, que sea algo abierto para que se filtre con facilidad la luz solar que queremos.

Aun así, el sol todo el tiempo no suele ser muy buen amigo tampoco, así que al tener ventanas debes considerar también tener unas cortinas algo gruesas o persianas que se encarguen de disminuir el brillo y el calor emanado por él. Por lo que entendemos que la luz del sol es buena pero no en exceso, y menos para alguien con la piel tan delicada como los bebés.

Además de eso, evita a toda costa colocar la cuna del bebé muy cerca de la ventana, por cuestión de algún accidente, ya que son demasiado curiosos, y porque el brillo inminente del sol le haría daño al estar expuesto tan cerca.

El uso de colores claros

Es vital para la iluminación también; colores como el blanco, rosa o azul pastel son los principales elegidos para una habitación de un recién nacido, ya que no solo le da ese aspecto tierno y simpático a la hora de entrar, sino que provoca un brillo bastante peculiar, debido a que la luz que entra por las ventanas o la luz de las lámparas rebota sobre él, haciendo creer que hay mucha más luz de la que realmente se instaló.

                                   Resultado de imagen de iluminacion del cuarto del bebe

La luz artificial

Es tan importante como la luz natural. Ella ayudará a iluminar cuando el sol se oculte, cuando haya días lluviosos y cuando se necesite más iluminación que la luz solar. Sin embargo, la instalación de lámparas dentro de esta habitación en particular tiene también algunos detalles que pueden solucionarse.

Algunas recomendaciones

Como se mencionó antes, los bebés son muy curiosos e inquietos, independientemente de la cantidad de tiempo que tenga de nacido. Por el simple hecho de notar cosas como los enchufes, los cables y los mismos parales que poseen algunas lámparas, les resultará tan llamativo que se propondrán a hacer de ellos lo primero que se les ocurra.

Así que comienza a cubrir los enchufes con los muebles que haya dentro de la habitación y fija muy bien los cables a la pared. En el caso de los parales, puedes evitar el gasto de comprar este tipo de lámparas y seleccionar otro más pequeño pero que te ayude igual o mejor que la anterior con la iluminación.

Entre el mundo de las lámparas, conseguimos una variedad infinita. Desde lámparas súper pequeñas de bombillos led, hasta aquellas inmensidades que poseen algunas personas en sus casas. Si hablamos del cuarto del nene, no es nada malo que utilicemos la primera mencionada, una lamparita de bombillos led a la hora de dormir le quitará el miedo de dormir solo y se sentirá tranquilo al abrir los ojos y ver algo de brillo.    

Las lámparas de techo también cumplen una muy importante misión, y es la iluminación en general. Su instalación y uso depende exclusivamente de iluminar muy superficialmente las habitaciones, por lo que su brillo será para cosas fáciles como cambiar el pañal, darle el biberón o colocarle una muda limpia de ropa. No es apta para detalles tan mínimos, y hasta creerían que es una iluminación única y perfecta para el bebé ya que no hace gran cosa más que jugar.

Sin embargo, claro que el niño necesita mucha más luz para poder jugar y detallar las cosas a su alrededor. Con una luz tan escasa como la que produce una lámpara de techo, solamente notará ciertos aspectos de las cosas que hace, no deparará en que sus juguetes poseen mil detallitos que estimularán su cerebro para asociar e ir entendiendo lo que se les dice.

Es por eso que se recomienda tener una o dos lámparas más además de esa, que estén ubicadas en sitios claves para que el bebé pueda desenvolverse con buena luz y brillo. Por ejemplo, hay lámparas que pueden fijarse en las paredes, que su capacidad de voltios es bastante elevada y provoca mucha más iluminación en toda la habitación.

También podemos conseguir alguna instalación que pueda modificar la cantidad de luz que deseamos, de manera que si queremos algo más tenue, se pueda colocar sin problemas con un encendedor o algo por el estilo.

                                      Resultado de imagen de iluminacion del cuarto del bebe

Hay mucha variedad y maneras para ponerle iluminación y brillo a la alcoba de tu bebé, solamente necesitas planear muy bien las zonas en las que una instalación iría bien con los demás detalles. ¡Éxito!

Te Recomendamos mirar los siguientes artículos:



Deja un Comentario

Leer más
Diseños de Cortinas para Baños Modernos

El tema que te voy a brindar en este artículo es muy interesante para la decoración del hogar, por lo...

Cerrar