Cómo Saber Cuándo Debo Cambiar Mi Almohada

Descansar como Dios manda

Descansar como Dios manda es muy importante para afrontar el día a día, dormir como un bebé, o sea dormir bien, implica varios factores, como por ejemplo tener un buen colchón, una buena lencería, una muy cómoda almohada y por supuesto una buena postura para conciliar un buen sueño. Tener una buena almohada y saber cuando se debe cambiar, nos puede ayudar con la postura y a combatir con la tensión muscular, ocasionada por el estrés. Aquí aprenderás cuando hacerlo y como mantenerla para evitar malos ratos con morfeo.

Todos conocemos que la almohada es un cojín blando rectangular que esta relleno de espuma, trapo, látex o plumas, que sencillamente funciona como apoyo o soporte para nuestra cabeza cuando de dormir o descansar se trata.

La Almohada es tan importante como el colchón, puedo comentarles que son el dúo perfecto para asegurar un buen descanso. Si uno de estos falla pues el insomnio y la tensión muscular serán tu compañía de por vida, así que encárgate de escoger muy bien y de cambiar tu almohada cuando lo amerite. Sigue leyendo y enterate.

ALMOHADA 3

¿Cuando cambiar mi almohada?

Con frecuencia lavamos el protector del colchón, las sábanas, el edredón pero casi nunca nos preocupamos por lavar nuestras almohadas, sin embargo debes saber que este cómodo cojín, es una potente fuente de acumulación de bacterias y microbios, que nos ocasionan alergias o graves lesiones en nuestro sistema respiratorio con el pasar del tiempo. 

La almohada no solo se debe cambiar porque su relleno ya este vencido, sino también por los años de uso que equivaldrían un poco a la cantidad de bacterias y microbios acumulados. Algunos expertos, recomiendan cambiar las almohadas, cada dos años, para así evitar infecciones y asegurarnos de tener una una nueva almohada que nos proteja de los ácaros y las alergias, además de ayudarnos con una buena postura  la hora de dormir. Por otra parte, si sufres de contante alergia y malestar nasal, pues es síntoma de que tu almohada te esta ocasionando irritación y es sinónimo de que debes cambiarla.

ALMOHADA 2

¿Qué deteriora mi almohada?

Nuestro cuero cabelludo segrega aceite y sudor cuando dormimos, y por ende, nuestra almohada adsorbe estos fluidos por sus tejidos y por el relleno. Teniendo como resultado el deterioro de la almohada y además la perdida de las características iniciales que evitan la proliferación de los ácaros, las bacterias y los microbios.  

Otra de las cosas que deterioran las almohadas, es doblarlas, si eres de las personas que para inclinarse en la cama a ver la tele busca una buena posición doblando la almohada, quiero que sepas que de esta forma nuestra almohada se parte y el relleno se va apelmazando de manera tal que tendremos una gran raya en el centro y dos hemisferios.

ALMOHADA 1

 ¿Qué debemos considerar a la hora de comprarnos una nueva almohada?

Lo primero que debemos de considerar es la comodidad que está nos pueda brindar, es decir, que la almohada te de paz y tranquilidad no que te quite en sueño. Busca una almohada que mejore tu postura.

Otra cosa que debes estar atento en conseguir en una almohada es el soporte, eso de que si es blanda o rígida simplemente es una sensación, pero todas las almohadas nos deben brindar un buen soporte porque por el contrario nuestra cervical no estará alineada correctamente y despertaremos con una jaqueca horrible y un dolor en la cervical intenso. 

ALMOHADA 4

Otros trucos para conservar la almohada

Limpia la almohada

En caso de que consideres que tu almohada tiene un tiempito más de vida, hay formas de que puedas darle un último aliento de uso. Lo que debes hacer es lavarla cada fin de mes o cada quince días muy bien con algún potente desinfectante como el cloro y luego sumergirla en algún suavizante que le de un agradable aroma. Por último, es recomendable que la sometas a tres días de abundante sol o simplemente la metas en la secadora.

También debes considerar que la limpieza adecuada de las sabanas y las fundas en vital para tener una buena almohada y mucha comodidad, procura planchar las fundas para eliminar la aparición de ácaros y sacudir diariamente la cama.

En definitiva, la recomendación es que cambies tu almohada cada dos años, de esta manera te librarás de enfermedades respiratorias y del insomnio. Recuerda las almohadas no son grumosas, ni partidas por la mitad, ni mucho menos una telita. Procura seguir nuestros consejos para mantener la vida útil de tu almohada.

Si te gusto este artículo coméntanos y si tienes alguna duda al respecto, también coméntanos, recuerda que nos hace muy feliz poderte ayudar. No olvides suscribirte para recibir las notificaciones de los nuevos artículos. No dejes que una almohada fea te quite el sueño, entra al palacio de morfeo con una buena y limpia almohada. Se feliz y disfruta de un rico sueño en los brazos de morfeo.

Te Puede Interesar:



Deja un Comentario

Leer más
Cómo Decorar Un Dormitorio De Niña

Todas las niñas son las consentidas de sus hogares, no importa la edad que tengan, pueden ser unas bebés o...

Cerrar